Acompañamos a nuestros clientes en la gestión integral de sus proyectos inmobiliarios, siendo el propósito de la «Due Diligence» generar confianza para todas las partes, tanto vendedor como comprador, y banco financiero, dando a conocer el nivel de precaución que se debe exigir antes de la toma de decisiones inversoras, consiguiendo no arriesgar el patrimonio con eventualidades o circunstancias no previstas.

Se trata de un amplio concepto que combina todos los aspectos y factores exigidos en la especialización inmobiliaria, para lo que aportamos asistencia a lo largo de todo el proceso de adquisición o venta de inmuebles.

Así pues, el objeto principal de todo este proceso es el de identificar los posibles riesgos de la transacción inmobiliaria, lo que otorgará a la operación un mayor grado de seguridad y transparencia.

En definitiva, la “Due Diligence” aporta al cliente una visión completa del inmueble y un análisis de riesgos con el que valorar las posibilidades de la inversión, pero además, una buena herramienta de negociación, siendo un informe que permite a nuestros clientes afrontar cualquier transacción inmobiliaria (compra-venta, sell&lease back, contratos de alquiler, etc.) con argumentos claros y precisos con los que negociar.

Este tipo de procesos abarca el análisis de diversos ámbitos, ofreciendo servicios donde se incluye la previsión de cargas impositivas en el proceso, informes periciales, valoraciones y tasaciones, elaboración de proyectos, dirección facultativa,…:

– Legal.                                                                                            – Comercial.

– Administrativo.                                                                           – Medioambiental.

– Contable-Financiero.                                                                 – Técnico.

Sorry, the comment form is closed at this time.